emb_uruguay
Noticias de Venezuela en el Mundo
Presentación al cuerpo diplomático acreditado en el país PDF Imprimir E-mail

Elecciones Asamblea Nacional Constituyente 2017
Presidenta Tibisay Lucena
Miércoles 12 de julio de 2017

tibisay-luvena-cne-1-768x512

Este proceso electoral, convocado para el 30 de julio, resulta de la primera activación de un mecanismo constitucional definido en 1999. Sus condiciones y requisitos tienen fundamento en el texto constitucional, en los muy citados artículos 347, 348 y 349, en el diario de debates y en el funcionamiento de las instituciones competentes del Estado venezolano.

Es un proceso electoral que responde a un contexto que lo hace necesaria como espacio para el encuentro político. La controversia requiere debate para construir reglas de convivencia y execrar la violencia de los radicalismos. De manera que el mecanismo constituyente resulta tan urgente como el resguardo de la paz.

Los elementos asociados a su convocatoria que han sido ampliamente debatidos en la esfera pública venezolana, especialmente la consulta previa que forma parte del debate actual, también se discutieron en su momento y su resultado se expresa en el diario de debates donde se refleja el espíritu del cuerpo constituyente en ese momento.

Para conocer el espíritu del constituyente podemos encontrar, en los diarios de debates, que una vez aprobada esta figura por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), en el siguiente debate del día 9 de noviembre de 1999, el constituyente Manuel Quijada hizo la propuesta de agregar un artículo para incluir el referendo para hacer la convocatoria. En su intervención de ese día, el constituyente Elías Jaua dice, al referirse a la Asamblea Nacional Constituyente: “no tiene por qué ser normado para las futuras generaciones, para el pueblo constituyente que se atreva nuevamente a discutir la refundación de la República con los temas profundos que han de ser necesarios adecuar para ese momento. El articulo expresa el reconocimiento de la voluntad de un pueblo de convocar a esa asamblea y la manera como puede convocarla el poder constituyente es poder futuro, poder permanente de construcción hacia el futuro”.

Después de esa intervención, el presidente de la ANC, Luis Miquilena, sometió a consideración del cuerpo las propuestas y el cuerpo constituyente la niega. Es decir, la misma plenaria de la Constituyente afirmó que no hacía falta incluir un artículo porque era suficiente lo que ya se había aprobado.

Este llamado a una nueva Constituyente es la primera activación de ese mecanismo constitucional, en condiciones especialmente demandantes en lo político; sus bases y procedimientos deben atender al respeto del modelo constitucional de 1999 y ser pertinentes, al mismo tiempo, al momento histórico que atravesamos.

Este proceso debe ser espacio oportuno para el diálogo y herramienta para la profundización y consolidación de la Democracia Participativa y Protagónica que está diseñada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que profundiza en el diseño y en el concepto de lo que es la democracia, en una democracia venezolana, participativa y protagónica.

La propuesta de la ANC, atendiendo los mismos lineamientos y diseño constitucional, es novedosa y se hace en dos niveles, territorial y sectorial.

Los orígenes sectorial y territorial propuestos para su integración se han construido para equilibrar justamente las categorías de protagonismo y participación.

Distinguir entre sectores - empresarios, personas con discapacidad, pensionados y pensionadas, campesinos y campesinas, pescadores y pescadoras, estudiantes, trabajadores y trabajadoras y consejos comunales- no hace más que valorar su importancia en la vida social y en el modelo republicano, reconoce su aporte específico y su trascendencia en la prefiguración de la República que seguimos construyendo. En este caso, con los sectores se apela a los integrantes de cada uno de ellos: es el campesino o la campesina, el pescador o la pescadora que va a la ANC a representarse y representar a su sector.

Por primera vez, en el nivel territorial quedan representados todos y cada uno de los municipios del país. En otras constituyentes no ha estado la representación de esta manera. Se avanza de gran forma en 1999 cuando los estados quedan representados allí, factores políticos, diferentes actores y sectores del país.

Por otra parte, tomar al municipio como la unidad base para escoger la representación territorial dice mucho de cuál realidad va a estar expuesta en esa Asamblea Constituyente. Hablamos de la unidad vecinal, de las condiciones inmediatas que atiende el ciudadano en la política vecinal y cotidiana.

Este equilibrio sectorial y territorial busca construir un debate constituyente desde abajo para abordar temas y realidades políticas con visiones trasversales, alimentadas desde lo especifico sectorial. Es decir, es un diseño constitucional que busca, en los términos de la Constitución de una democracia participativa y protagónica, profundizar los niveles de protagonismo y de participación, acercándose cada vez más a la ciudadana y al ciudadano.

Se trata de un debate que reconoce una política más allá de los partidos políticos, que convoca en este momento de dificultad, al poder y conocimiento originario del soberano.

¿En qué contexto se convoca esta constituyente?

Todos vivimos en este país y conocemos la situación de violencia que hemos estado atravesando en los tres últimos meses. Evidentemente, la violencia que lesiona la vida y la tranquilidad del país, lleva consigo el peligro de atizar un desastre mayor, que busque en la negación de la política y el diálogo, despertar el furor de la guerra en un país como el nuestro, que tanto sufrió con ella en su historia y ha debido sacrificar tanto para desterrarla de la política. Hay que revisar la historia, en ello apostamos la vida de nuestros hijos.

Esta violencia grotesca, que regresa como una pesadilla decimonónica, nos alarma pero también nos llama a la acción preventiva. Todos nosotros hemos sido testigos de imágenes dantescas como, por ejemplo, el linchamiento de otros seres humanos. Hay que condenar esa violencia y trabajar para extinguirla y, en un contexto electoral como el que se ha convocado, impedirla con mayor razón.

La democracia permite a quienes disienten no votar, opinar en contra, incluso no postular en rechazo del proceso, pero jamás impedir que el otro y la otra se expresen. La democracia no puede ser víctima del secuestro y la amenaza violenta, esa es la barbarie y la guerra.

Contra esa pretensión belicista debe actuar el Estado en su conjunto y eso es lo que estamos justamente haciendo hoy día. Impedir el voto de las venezolanas y los venezolanos, impedir que se vaya a un proceso electoral que ha sido convocado, es profundamente antidemocrático en sus principios más básicos, en lo que se sustenta una democracia, como son los derechos políticos. Impedir el derecho al sufragio va contra los derechos humanos.

En coordinación con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el Tribunal Supremo de Justicia, El Consejo Moral Republicano y el Ministerio Público, en órgano de la Vice Fiscal Katerine Harrington, continuamos articulando acciones para garantizar los derechos políticos de las venezolanas y los venezolanos.

Nuestra acción es contra la violencia y la amenaza. Por ello, protegeremos especialmente los centros de votación con acciones específicas y en conjunto.

      • Ampliación del perímetro de seguridad (500mts) de los centros de votación.

      • Reforzamiento en el resguardo de los centros de votación por parte del Plan República, declarándolos como zonas de seguridad.

      • En este proceso para prevenir y tener mayor margen de seguridad tomaremos el control de los centros de votación el fin de semana anterior, es decir el domingo 23 de julio.

      • Aplicaremos planes de contingencia para la reubicación de electores y electoras de centros de votación identificados como inseguros.

      • Cierre permanente de centros riesgosos para electoras y electores en zonas álgidas. El centro de votación al que no se le permita al CNE tener acceso, en uso de sus funciones constitucionales para la celebración del proceso electoral, perderá definitivamente su estatus dentro del directorio de centros de votación y esos electores serán reubicados en otros centros que al momento se decidirá, de cara a las elecciones regionales del 10 de diciembre de este año.

El pueblo venezolano debe saber que nuestra prioridad es la defensa del voto y que las acciones que tomemos en este contexto serán determinantes para este y otros procesos electorales en el futuro. No permitiremos que ningún radicalismo violento lesione la oportunidad de expresarnos libremente y en paz como el pueblo democrático que somos.

¿Cómo está organizado el evento electoral?

Esta elección expresa la capacidad técnica del modelo electoral venezolano. Su complejidad y ámbito de ejecución refleja la importancia de un sistema como el que disponemos para atender una situación como la que vivimos, con la celeridad y la fortaleza, en seguridad y transparencia, con la que siempre hemos trabajado. Por eso estamos extremando nuestras medidas desde el punto de vista jurídico, técnico, procedimental, organizacional y logístico vigilando constantemente todos esos extremos para garantizar un proceso electoral como siempre hemos hecho.

Vamos a elegir 545 constituyente. En el voto territorial, 364 constituyentes en todo el país. Se escogerán nominalmente, uno por cada municipio y en municipios capitales de estados se escogerán, por lista, 2 constituyente, siendo que en el distrito capital se van a escoger 7.

En el voto sectorial son 173 constituyentes de los cuales 79 pertenecen a las trabajadores y trabajadoras, 24 de consejos comunales, 5 del sector empresarios y empresarias, 5 de las personas con discapacidad, 28 de los pensionados y pensionadas, 8 de campesinos y campesinas, pescadores y pescadoras y 24 de los estudiantes.

Los pueblos y las comunidades indígenas también están participando con 8 constituyentes y se están seleccionando en las regiones de acuerdo con las costumbres y tradiciones de esos pueblos y comunidades. Divididos en las tradicionales regiones, escogerán 4 constituyentes en Occidente, donde están los estados Zulia, Mérida y Trujillo; en oriente, los estados Anzoátegui, Bolívar, Sucre, Delta Amacuro y Monagas, 3 constituyentes; y en el sur, Apure y Amazonas, se escoge 1 constituyente. A lo largo del último mes y medio se han llevado a cabo en todo el país cerca de tres mil quinientas asambleas indígenas. Ha sido un proceso que, acompañado con el CNE, en el que han podido escoger sus candidatos y candidatas de acuerdo a sus tradiciones y costumbres.

El Registro Electoral (RE) que estamos usando para este proceso electoral es de 19.477.387 electores y electoras. El registro electoral sectorial ha sido construido con datos de instituciones oficiales, gremios y asociaciones. En esta elección no participan los extranjeros, los venezolanos inscritos en el exterior y las personas inscritas después del 30 de abril ya que, ese fue el corte del registro que establecimos para la elección de la ANC.

Esta es una actividad de gran envergadura logística, no solo por las complejidades técnicas que implica, sino por la cantidad de personas que mueve todo un proceso electoral. En este momento y hasta la última semana de julio se estará capacitando a 120.690 miembros de mesa y 47.319 técnicos y operadores del sistema automatizado de votación; están trabajando 4.000 trabajadoras y trabajadores del CNE y 1.600 miembros de Juntas Municipales.

Nos acompaña, como siempre el Plan República, que representa aproximadamente 150.000 efectivos, encargados del despliegue y custodia del material electoral de los centros de votación y de garantizar la seguridad ciudadana a las candidatas, candidatos y pueblo venezolano en general.

En total son 322.009 venezolanas y venezolanos que trabajan para las elecciones del próximo 30 de julio.

Para este evento, contamos con 14.515 centros de votación, 24.138 mesas de votación y 335 Juntas Municipales.

Así como en los 19 procesos anteriores hemos garantizado a los venezolanos y las venezolanas la solidez, confianza y transparencia de nuestro sistema electoral, estamos haciendo ahora una administración electoral con todas las garantías que nos permitan llegar, como siempre, al 30 de julio y poder darle esta plataforma electoral al pueblo de Venezuela para que se exprese a través del voto.

Las auditorías programas para este proceso son: la del software de la máquina de votación, del cuaderno de votación, de los datos electorales, de la producción de máquinas de votación, del software de totalización, de las telecomunicaciones y, por último, la verificación ciudadana (fases I Y II). Se les recuerda que el CNE cuenta con una transmisión directa, a través de nuestro canal en la página web www.cne.gob.ve, para todos los que quieran observar las auditorias que son garantías del proceso electoral.

Otro aspecto novedoso en este proceso es la participación de los sectores en las auditorías. Esto no es una elección donde los candidatos y candidatas son postulados por las organizaciones políticas, como lo han hecho en procesos anteriores. Las auditorías cuentan con la presencia del CNE, de una empresa externa para las mismas, de los grupos de electores y electoras, de algunos grupos regionales y, en esta oportunidad, hemos invitado a los diferentes sectores para que verifiquen que la plataforma electoral está funcionando, ganen confianza entre ellos y sean participe de estas actividades electorales.

Venezuela, para beneficio de la paz y de esta oportunidad para el encuentro, dispone de un sistema electoral lo suficientemente robusto para organizar una elección tan compleja como ésta en los tiempos que necesita el país. La oportunidad que nos brinda esta elección va más allá de la simple escogencia de constituyentes porque implica elegir entre la paz y la violencia de unos pocos. Nuestro país debe saber que el Estado venezolano no va a desmayar en su esfuerzo por garantizar los derechos y en defender el proyecto constitucional.

Aún estamos a tiempo de entablar un diálogo inclusivo y sincero sobre todos los temas que haya que debatir y esta Asamblea es el escenario ideal para ello. Tenemos que alejarnos con firmeza del fantasma de la guerra. Los venezolanos y las venezolanas somos un pueblo aguerrido que quiere vivir en paz.

Este es un pueblo que, a lo largo de los años, ha votado cívicamente a pesar de las diferencias y los momentos difíciles. Aunque en procesos anteriores también hemos pasado por dificultades, el pueblo siempre ha expresado su voluntad de dirimir esas diferencias a través del voto, con gran tranquilidad y civismo. Este 30 de julio estoy segura que la paz prevalecerá en el país.

Ronda de preguntas y respuestas

-En vista del último proceso electoral que organizó el CNE, como fue el revocatorio o posible revocatorio presidencial el año pasado, que presentó problemas en la parte de la recolección de firmas de los ciudadanos que tenían previstos adelantar ese proceso, quería saber ¿cómo ustedes se organizaron para la recolección de firmas que querían llevar adelante las postulaciones de las personas que se quieren presentar para un curul en la ANC? Creo que son alrededor de 6 mil candidatos y tenían dos días en el mes de junio creo que necesitaban 2% de la base comicial de su sector o su municipio. Sería interesante saber cuántas firmas se han recolectado y cómo se llevó a cabo el proceso en vista de los problemas que se habían presentado en el proceso electoral anterior.

-Comienzo por aclarar que el año pasado no hubo convocatoria de referendo revocatorio porque la solicitud no cumplió con los requisitos y fue suspendido. Nosotros cumplimos con todos los pasos que había en ese calendario de actividades, cumpliendo estrictamente con la ley, pero finalmente, debido a las irregularidades que presentó esa solicitud con las firmas que se habían recogido, la convocatoria no se llegó a hacer. En este caso, la recolección de firmas se hizo de parte de cada uno de los interesados, nosotros tuvimos, como lo anunciamos en su tiempo, más de 54 mil personas que se inscribieron a través de nuestro portal, manifestando su intención de participar en el proceso electoral. Allí, no te puedo decir exactamente las cifras porque son muy variadas, lo que se estableció fue el 1% de las electoras y los electores para cada municipio y cada municipio tiene una población distinta, eso significa que son diferentes cantidades de número de firmas. Por ejemplo, un municipio con menos población, probablemente es menos, los más grande tuvieron que recoger más cantidades, no es lo mismo un municipio en Maracaibo como uno en un estado como Delta Amacuro, es decir, eso varía de acuerdo a la población. En cuanto a los sectores también fue variable, establecimos que tenía mil firmas para algunos de los sectores y, por ejemplo, los consejos comunales que ya fueron electas y electos por sus consejos comunales decidimos que el requisito era el certificado de que ellos, efectivamente, fueron electos y electas. Recoger firmas no es tan sencillo, de esas casi 54 mil que se inscribieron, solamente alcanzaron los requisitos completos un poquito más de 6 mil candidatos y candidatas. Nosotros le pedimos a los postulados y postuladas que trajeran su firma porque eso es un proceso de ellos, en original y en digital, también tenían que transcribirlas e, incluso, pedimos que las fueran ingresando en un portal que le dimos a cada una de las personas que se acercaron.

-El próximo domingo coinciden dos eventos. Por una parte, algo que, en un primer momento, se llamó plebiscito y que ahora ha derivado en una consulta nacional y, por otra parte, está el simulacro que el CNE también realizará, ¿Cómo evalúa el Poder Electoral la actividad de consulta “nacional” que se realizará el próximo domingo?

-Tú dices que hay dos eventos y hay uno solo, el domingo, que es el simulacro. Recuerden que ésta no es la primera elección que hacemos, hemos hecho diecinueve elecciones en las cuales el Poder Electoral siempre ha establecido un simulacro. No lo pusimos inicialmente en el cronograma, viendo si nos iba a dar chance de hacerlo en la rigurosidad de la que estamos acostumbrados. Efectivamente lo vamos hacer este domingo, donde vamos a tener, en los 335 municipios, los centros de votación con un evento que pertenece a las actividades electorales que, como ustedes han visto, lleva toda la seriedad de un proceso electoral, con todos los extremos legales, constitucionales y procedimentales. Es decir, para garantizar la participación y darle también la oportunidad a las electoras y los electores. Hacemos este simulacro que va acompañado con pruebas internas y llevamos a todos los municipios dos mil máquinas. En las capitales de los estados vamos a tener, como siempre, entre 50 y 55 centros de votación donde vamos a tener la herradura completa, la electora y elector se va a conseguir su mesa de votación, hará su pasada por la herradura electoral y tendrá su experiencia de votar. En el resto de los municipios, como siempre, no habrá mesa de votación pero sí estará la máquina, e igualmente todas aquellas personas podrán ir hasta ese centro de votación para hacer su experimento en la máquina, especialmente porque esta es una elección novedosa sin boleta electoral, por primera vez estamos votando en la pantalla por números. Tendremos la máquina de votación para el que desee experimentar el acto de votación lo pueda hacer. El simulacro es parte de lo que es la administración electoral. Lo otro es parte de una estrategia política, es una actividad para la agitación política, como puede ser una manifestación, una marcha, concentración o las mismas barricadas que han estado haciendo, mejor es una encuesta que una barricada que degenera en violencia.

-Como nos mencionaba, hay un total de 19.477.387 votantes registrados, la pregunta es ¿Cuál es el porcentaje mínimo requerido de votantes para proceder con el establecimiento de la ANC?

Los territoriales en cada municipio son nominales y candidato o candidata que tenga la mayoría de los votos será el ganador. En las capitales de estados que son de dos, por el método D´hondt, y los siete de distrito capital también es por el mismo método. La lista de los trabajadores y las trabajadoras es proporcional y se distribuye por el método D´hondt, todos los demás cargos son regidos por el principio de representación mayoritaria, es decir, el que alcance la mayoría de los votos.

-Siendo el CNE el máximo órgano de gestión electoral ¿Qué opinión le merce el acto de votación popular planificado por la Asamblea Nacional el mismo día del simulacro?

-Ese no es un acto de votación. Es una actividad política que busca la agitación como son las estrategias políticas que las organizaciones políticas se dan. Sin ninguna valoración jurídica porque es política como puede ser una marcha, un mitin, como puede ser una encuesta, para la utilización de los mecanismos y estrategias políticas que las organizaciones políticas se dan sin ninguna valoración jurídica, que no la tiene.

Acceso a Nota de prensa en VTV con videos de presentación de Tibisay Lucena

 
Presidente Maduro: Venezuela es un país soberano que no se deja intimidar PDF Imprimir E-mail

Presidente Maduro Venezuela es un país soberano que no se deja intimidar

El presidente de la República, Nicolás Maduro, enfatizó este martes que Venezuela no se dejará intimidar por amenazas de ejes imperiales, que pretenden atentar la soberanía e independencia de la nación suramericana.

"A Venezuela no la bloquea nadie. Venezuela es un país soberano y no se deja intimidar. Esto es un problema de los venezolanos. Si queremos tener alcaldes, tenemos. Si queremos tener gobernadores, tenemos. No puede venir ningún gobierno a decirnos qué se puede hacer. Jamás nos vamos a rendir. Venezuela vencerá con su Constituyente y el imperialismo se tragará sus palabras", expresó el jefe de Estado en declaraciones transmitidas por Venezolana de Televisión desde el Palacio de Miraflores en Caracas.

En este sentido, exigió respeto al gobierno de los Estados Unidos, que pretenden atentar contra la soberanía venezolana ante la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente, establecida en la Carta Magna en su artículo 347 y cuyos miembros serán electos el próximo 30 de julio.

Más temprano, el senador estadounidense Marco Rubio, quien reincide en inmiscuirse en asuntos internos de Venezuela, lanzó amenazas contra el país caribeño.

A través de su cuenta en Twitter, el congresista señaló que si el presidente Maduro realiza este proceso, forzará al gobierno de Estados Unidos (EEUU) a aplicar nuevas sanciones contra la nación suramericana. En la red social, el senador, además, interfiere en los asuntos internos jurídicos del país, a "solicitar" al jefe de Estado venezolano la liberación y amnistía de los supuestos "presos políticos" en el país.

Esta no es la primera vez que Rubio arremete sobre la soberanía de Venezuela. El último ataque contra el país sureño se efectúo durante un Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, el pasado 28 de marzo, cuando el senador estadounidense amenazó a diferentes países miembros del organismo si votaban a favor de la democracia venezolana.

AVN -11/07/2017 - 08:30 pm
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 8 de 209

Otras Noticias

Enlaces

300x180
botones_tramites_consulares
Logo CCSB2
Todo Chávez en la web
venezuelasocialista
Telesur
twitter
siguenos-facebook