La ANC alza su voz a favor de la paz y condena ataque económico de EEUU Imprimir

La ANC alza su voz a favor de la paz y condena ataque económico de EEUU

 

 

 

 

Caracas, 29 Ago. AVN.- Por el derecho del pueblo venezolano a vivir en paz, en respeto a su soberanía y acceso a su desarrollo, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprobó la tarde de este martes un decreto en el que rechaza de manera contundente las sanciones que Estados Unidos (EEUU) ha impuesto sobre el país y su economía, y exige que de manera inmediata se abra una investigación a los miembros de la derecha venezolana —entre ellos Julio Borges y Freddy Guevara— que hayan solicitado o estén vinculados a estas acciones. 

En plena sesión ordinaria, los 545 constituyentes alzaron su mano en rechazo a esta sanción, la segunda que enfrenta la República luego de que en 2015 el anterior presidente estadounidense, Barack Obama, declarara a Venezuela como una amenaza extraordinaria para su país.

 


 

 

Por medio de un ciclo de ponencias, la ANC dejó claro que esta nueva arremetida obedece a un guión imperial que, bajo la estrategia del golpe de Estado continuado, pretende atentar contra la Revolución Bolivariana y el gobierno de Nicolás Maduro, quien fue elegido en 2013, por la vía del voto popular, para asumir la presidencia del país. 

 

El constituyente Adán Chávez manifestó desde la tribuna que EEUU busca dominar a Venezuela por su economía a través de tres objetivos claves: "La guerra mediática y psicológica, la guerra económica y el terrorismo. Este último punto lo hemos visto en el plan violento de los últimos tres meses el cual ha tenido trágicos resultados", manifestó Chávez, en referencia al centenar de muertos, heridos y daños en las vías que produjo la oposición venezolana en su plan sedicioso de este año. 

 


 

 

"A pesar de las dificultades hemos ido acumulando victorias. Con la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente se fortalecieron nuestras líneas y eso generó el anuncio de las medidas impuestas por Donald Trump" sin embargo, agregó: "bastante historia y bastante pueblo tiene esta patria y estamos dispuestos a defender a la Revolución en el terreno que sea necesario". 

 

Para el constituyente Eduardo Piñate la orden ejecutiva de EEUU no tiene otro propósito que apoyar desde lo jurídico el cerco económico que se teje contra Venezuela, y que es muy similar al que en 1973 se impuso en Chile, sobre el gobierno del presidente Salvador Allende.

 

"Quieren limitar a Petróleos de Venezuela y a la República al momento de asumir deudas para la inversión social. Quieren llevar al país a una situación de default, de insolvencia económica, afectando el desarrollo nacional. Esta es, definitivamente, una orden contraria a la soberanía y los derechos de todos los venezolanos. El trabajo y la producción de todos los venezolanos, más los aliados en el mundo que construyó Hugo Chávez servirán para derrotar esta orden", expresó. 

 


 

 

A este planteamiento se suscribieron otros constituyentes como Aloha Núñez, Iris Varela, Julio Chávez, Saúl Ortega y Gladys Requena. Esta última condenó que miembros de la derecha venezolana hayan abogado por meses a una intervención de EEUU en Venezuela, obviando las leyes de la República y sus formas de hacer política. 

 

"Tuvimos un Ministerio Público en favor de una intervención, una legión de traidores. Hoy le exigimos a la Fiscalía General de la República que se abran los procesos de investigación. La patria no se vende, se defiende, y para eso estamos nosotros, los mismos que en 1992 nos metimos en el ejército de Hugo Chávez para no salir jamás de allí", apuntó. 

 


 

 

Fue el constituyente Diosdado Cabello quien cerró el ciclo de intervenciones con la lectura del Artículo 1 de la Constitución de la República (que expresa que el país es irrevocablemente libre e independiente) y más tarde, del decreto en rechazo al asedio contra Venezuela. 

 

"Le pido al pueblo que no pensemos que este es el último ataque que hace Estados Unidos. Para la derecha, Venezuela es la joya, la corona, y nosotros seguiremos insistiendo no por el petróleo sino por la dignidad, la moral y la ética del pueblo", dijo. 

 

La Comisión por la Verdad —junto con la Fiscalía General de la República— se encargará de llevar a cabo todos los procesos y la investigación necesaria para determinar las responsabilidades de la derecha venezolana en este nuevo ataque a la República.