emb_uruguay
Noticias de Venezuela en Uruguay
José “Pepe” Mujica participó en homenaje al comandante Hugo Chávez PDF Imprimir E-mail
Escrito por Pablo Siris Seade   
Sábado, 05 de Marzo de 2016 22:56

mujica-y-chavezMontevideo, 05 de marzo de 2016.- El senador y ex Presidente uruguayo José Mujica señaló que la mejor forma de homenajear al comandante Hugo Chávez es continuando la obra que él inició.

Lo recordábamos hace unos días en 7n encuentro en Guayaquil con el presidente Rafael Correa, la forma en que el picaneaba (empujaba) la integración lationamericana”, destacó.

Mujica destacó que Chávez era un soñador con un muy fuerte sentimiento solidario, como no ha tenido ningún otro gobernante que haya conocido.

En el marco de la conmemoración del tercer aniversario de la siembra del comandante Hugo Chávez Frías, Mujica participó de un concierto a cargo del cantautor Leonel Ruiz y su grupo Mere Mere con Pan Caliente, con la participación especial de Amaranta Pérez, en la emblemática sala Zitarrosa del Centro de Montevideo.

El concierto, en el que Ruiz presentó su disco “Palabra de Chávez, un subversivo amoroso” fue parte de las conmemoraciones que se realizaron en la capital uruguaya, que incluyeron una misa en la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, en el barrio Cordón.

Leonel Ruiz y Mere mere con pan calienteLa conmemoración continuará el domingo 6 en el Teatro Florencio Sánchez del Cerro (el barrio con más tradición de lucha obrera del Montevideo), donde se proyectará el documental “Mi amigo Hugo”, de Oliver Stone.

El miércoles 9, en horario central, Canal U (que transmite vía satélite a todo el país y el resto del mundo) estrenará para la televisión uruguaya este documental dirigido por Stone -tres veces ganador del premio Oscar- y producido por la señal multiestatal Telesur.

El embajador de la República Bolivariana de Venezuela, Julio Ramón Chirino Rodríguez, destacó que la mejor forma de homenajear a Chávez es difundiendo, analizando y continuando el pensamiento de quien fuera el más acérrimo defensor de la soberanía, independencia y unidad latinoamericana y de quien revivió las ideas socialistas en el continente.

Chávez retomó la bandera del Libertador Simón Bolívar, la sumó a las de Artigas y tantos otros de nuestros próceres y abrazó con ellas las luchas de quienes dieron la vida por la construcción de una sociedad de iguales”, reafirmó Chirino.

Amaranta Pérez fue una de las invitadas especialesEntre los pueblos uruguayo y venezolano existen importantísimos lazos culturales (particularmente en el ámbito de la música), pero también políticos en virtud de que Venezuela fue un refugio para los exiliados uruguayos durante la dictadura cívico-militar que asoló al país entre 1973 y 1985.

Durante los gobiernos chavistas, el intercambio comercial entre ambos países pasó de 35 millones de dólares a más de 1.400 cada año. Además, ambos países desarrollan desde 2005 una amplia variedad de convenios que buscan potenciar la complementariedad entre ambas economías.

 

Última actualización el Lunes, 07 de Marzo de 2016 13:09
 
Recordar a Chávez es buscar lo mejor de nosotros mismos dentro de nosotros mismos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Pablo Siris Seade   
Miércoles, 05 de Agosto de 2015 11:35

* Mujica en inauguración de Seminario “Pensamiento de Hugo Chávez”

 

Parte del público asistente al ParaninfoEl pasado martes 28, en el Paraninfo de la Universidad de la República, se realizó la sesión inaugural del Seminario “Pensamiento de Hugo Chávez”, que se extenderá hasta el mes de noviembre de 2015.

El principal recinto universitario, por el que desfilaron el Che Guevara, Salvador Allede, Evo Morales y el propio Hugo Chávez -entre otros destacados pensadores y dirigentes políticos y sociales de América Latina y el mundo entero- se vio colmado por estudiantes, trabajadores y académicos que quisieron adentrarse en el pensamiento del comandante Hugo Chávez a través del seminario que analizará su pensamiento.

Este seminario cuenta con la organización del Centro Artiguista por los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Fundación Vivian Trías, la Fundación Rodney Arismendi, la Casa Bertolt Brecht, la Fundación para la Integración Latinoamericana y la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela, con el auspicio del Centro Cultural Simón Bolívar de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Uruguay.

El evento, primero en su género en todo el mundo, contó también con la convocatoria del Plenario Intersindical de Trabajadores – Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT), la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) y la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam).

 

Para el “Pepe”, Chávez fue un huracán viviente

En la sesión inaugural, el senador José “Pepe” Mujica presentó el libro del historiador argentino Miguel Ángel Barrios “Hugo Chávez: Pensamiento histórico y geopolítico”.

Barrios, quien también se hizo presente en el aula magna universitaria, afirmó que la conmemoración del pensamiento de Hugo Chávez “no debe ser un acto de recordación del pasado, com una nostalgia, sino una invitación al porvenir, para la construcción de un Estado continental para que logremos la independencia definitiva”.

“Este sistema-mundo (…) hace que nuestra integración se vuelva necesaria e imprescindible y por eso el orgullo de estar acá en esta invitación al porvenir, evocando la figura siempre eterna y viva de nuestro Comandante, con la presencia brutal de la autoridad política y moral nacional e internacional que implica José Mujica”, afirmó Miguel Angel Barrios.

“Hay que entender que Chávez era un geopolítica cuya concepción era un sistema de ideas pragmáticas en función siempre de un horizonte claro que era la integración latinoamericana”, destacó Barrios.

 

Dr Miguel Ángel Barrios, embajador Julio Chirino y senador José MujicaFigura representativa de una Revolución

Mujica, a quien el autor del libro consideró también “uno de los grandes maestros de nuestra América Latina verdadera”, destacó en la conferencia inaugural del Seminario “Pensamiento de Hugo Chávez” el trabajo desarrollado por el doctor Barrios para intentar “darnos una idea del armazón conceptual e ideológico del huracán viviente que se llamó Hugo Chávez”.

Chávez, quien hubiera cumplido 61 años ese martes 28 de julio, no solamente compartió instancias de gobierno con el senador Mujica cuando estuvo en el ejercicio de la Presidencia de la República Oriental del Uruguay, sino que desarrolló con el mandatario venezolano una estrecha amistad.

Mujica recordó que el comandante Chávez llegó en la década de los noventa “cuando estábamos llenos de prejuicio con todo lo que fuera militar, porque nos dolía en el lomo lo que había pasado en la dictadura”. Recordó Mujica que en aquel momento casi todo el mundo “se le hacían a un lado” debido a cierta “cobardía intelectual” y que incluso los medios de comunicación “lo roderaon de un corralito de silencio”.

“Después pasó tiempo y aquel teniente coronel pasó a ser, nada más y nada menos, que la figura representativa de una Revolución”, recordó.

“Yo no tenía idea de lo que el destino me iba a dispensar, de conocerlo, de entrevistarlo varias veces, de andar por Venezuela, de aconsejarlo -nunca me dio pelota- en cuestiones de agricultura, de ganadería. Pero muchas cosas me enseñó”, destacó Mujica.

“No creo que en la historia de América Latina haya habido nunca un gobernante tan abierto y con semejante generosidad, como parte de su visión global latinoamericana”, dijo el ex Presidente, para agregar: “No solo era cuestión de solidaridad”.

“La batalla bolivariana casi desesperada que por todas partes intentó sembrar” Chávez, fue un toque de atención que suscribía permanentemente con su práctica, agregó el senador.

“Allí está Petrocaribe y lo que significó con nuestro país, con Argentina, con Bolivia, con Ecuador, con las causas de los pueblos perdidos, por todas partes”, ejemplificó Mujica.

Mujica planteó que posteriormente a la caída del mundo bipolar surgido de la Guerra Fría, se produjo una década completa -“una década infame en el campo del pensamiento”, le llamó el expresidente uruguayo- signada por un mundo unipolar y por el planteo realizado por algunos de que no había otra historia posible tras la caída de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

“A los que teníamos ilusiones, sueños y utopías de otra cosa se nos tomó el pelo”, al mismo tiempo que el mundo se crispaba y no resolvía problemas fundamentales que aún están presentes. “Ese es el tiempo en el que emergió Chávez”, destacó “Pepe”.

Chávez irrumpió “como un elefante en un bazar (…) haciendo una propuesta socialista en el Caribe contra viento y marea y con un coraje inusitado” ante las acusaciones de populista, ante la satanización y la burla con la que pretendieron “deshacerlo”.

Mujica reafirmó que ese intento por destruir a Chávez era una forma de aniquilar también su “prédica insistente en llamarnos la atención de que pertenecemos a una Patria que está por hacerse (…) Personalmente creo que esta era su labor central”.

“Petrocaribe, el ALBA, Unasur, el advenimiento hacia el Sur, son todas gestualidades de integración de América (…) Y cuando estamos recordando a Chávez, estamos recordando una deuda”, enfatizó.

No recordamos a Chávez “si no nos damos cuenta de que esta es una bandera que tiene que calar popularmente, porque acá nos va el provenir”, explicó.

El legislador destacó que la visión geopolítica de Chávez era que “el mundo se está organizando de hecho en gigantescos bloques” y está más claro hoy el mensaje de Bolívar de que para negociar en este mundo “o nos juntamos o no somos”.

Chávez era “muy radical a veces en el lenguaje, pero asumía actitudes que colocaban la necesidad histórica de juntarse por encima de cualquier otra consideración (…) Desde el acuerdo petrolero que revitalizó la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), hasta las relaciones con todos los países del mundo, pero enfocado desde una perspectiva latinoamericana”, señaló Mujica.

Esta idea sembrada por Chávez “pero sembrada popularmente a lo ancho y a lo largo y de América Latina, es una idea peligrosa para el poder del mundo, porque cuanto más atomizados estemos mejor nos van a dominar”, expresó.

Chávez fue mucho más allá que “los hombres de izquierda comunes y corrientes de este continente” al plantear un acuerdo de cooperación militar que hubiera impedido que a Argentina le hubiesen hecho lo que le hicieron con las islas Malvinas, afirmó a la luz de las páginas del libro que se presentaba.

Mujica destacó la visión de socialismo que tenía el comandante Chávez y que le expresara a Ignacio Ramonet en el libro “Mi segunda vida: Conversaciones con Hugo Chávez”: “El cristianismo auténtico es una de las mayores fuentes del socialismo moral. Los valores socialistas están resumidos en un mandamiento de Jesús: “Ama a tu prójimo como a ti mismo. Amaos los unos a los otros”. El supremo valor del socialismo es el amor. El capitalismo es sinónimo de ambición, de egoísmo; por eso puede haber odio hasta entre hermanos, que dejan de serlo porque unos explotan a otros. En el capitalismo todo ser humano es considerado como un objeto o una mercancía. La consigna del capitalismo es “¡Sálvese quien pueda!”. Mientras que la del socialismo sería “¡Salvémonos todos! Abrazados los unos a los otros como hermanos”. El amor contra el odio. Socialismo ético. Eso debe impregnar y determinar todo el nuevo comportamiento del ciudadano revolucionario (…) Sólo así puede surgir el hombre nuevo”.

El senador Mujica recordó que Chávez veía al proceso socializante como indisolublemente ligado a la democracia y que no anteponía el socialismo a la libertad, sino que “por el contrario, lo ve como una afirmación superior de la libertad”.

Chávez era “un trotamundo superior, un soñador empedernido, embebido de la realidad, con un sentido del compromiso y con una revalorización de la moral y de la ética muy fuerte, enormemente fuerte”, afirmó.

“Chávez se enfrenta con las dificultades de la realidad (con las que se encuentra) todo hombre que quiere hacer algo en una esfera de gobierno (…) Y cuanto más soñador, más grande y más sentido es el compromiso de causa, de deuda con la gente, más desesperación tiene”, rememoró.

En ese sentido de desesperación por el cumplimiento del compromiso con el pueblo, Mujica destacó la dura autocrítica realizada por el comandante Chávez en sesión del Consejo de Ministros el 20 de octubre de 2012: “Hay que incorporar mecanismos de autogestión productiva. Debemos ser más eficientes del nuevo modelo económico, político, social y cultural de la revolución. La base productiva hay que transformarla para una nueva democracia económica. La revolución política es previa a la revolución económica, y debemos planificar. Recordemos la Unión Soviética. En la Unión Soviética no hubo democracia y socialismo. Nuestro socialismo tiene que ser nuevo y democrático. No una hegemonía democrática, hay que convencer, no imponer. La base política es la cultura comunal y esta debe existir, no quiero seguir clamando en el desierto, no existe la comuna… Permítanme ser lo más duro en esta autocrítica: independencia o nada, comuna o nada. ¿Cuántos ministros fueron a dormir tres días seguidos a un barrio? El poder popular no es desde Miraflores ni desde los ministerios, véanse bien la cara en los espejos, pueden quedar en la historia como los liquidadores de este proyecto… Estamos hablando de los elementos vitales de este proyecto, se trata de crear un conjunto de sistemas de coordenadas de una nueva cultura del trabajo, de un trabajo liberado y libertador… no se trata de poner el nombre de socialista a todos, ¡eso es sospechoso!... No debemos ver inauguradas fábricas que sea rodeadas de islas sin eficiencia ni eficacia… ¡A veces creo que no me explico bien o lo suficientemente bien! No nos va a llegar lo que queremos con prodigios divinos. Seré feliz el día que lo vea. Hay que buscar las causas de las fallas. (...) ¡Repito, seré feliz el día que lo vea!”

Mujica recordó también otro discurso de Chávez en esos mismos días, con un fuerte contenido autocrítico: “Les ofrezco mi corazón y esta mano de hierro. No tengo más opción. Mientras tenga vida, voy a ser duro, más duro de lo que he sido en toda mi vida. Yo tengo moral para exigir. Hay que poner el alma. Todos. Hay que revisar el concepto geoestratégico. No soy centralista, soy policentrista. Hay que supervisar las praxis de las regiones. La autocrítica debe ser dura, me da mucho dolor y vergüenza. Hay que buscar las causas de las fallas; debemos ser eficaces. Estamos ante el cierre de ciclo y apertura de ciclo. Porque nosotros seríamos liquidadores de este proyecto si no lo hacemos. Véanse la cara en un espejo. Yo también. Porque tenemos una gran responsabilidad histórica. Cuidado. Hay contrarrevolucionarios enquistados o el corrupto que forma parte del problema. Debemos asumir todas las responsabilidades. Repito: cultura geoestratégica, o se nos viene la noche”.

Mujica destacó que Chávez no tenía piedad consigo mismo porque era consciente de lo que estaba en juego: “Por esto es superior Chávez”.

“Ninguna causa vale más que la vida misma, ni ninguna cosa es más hermosa que la vida (…) Pero la vida tiene sentido cuando nos damos cuenta que se nos va, que no se puede retener pero que a pesar de ello es hermosa (…) Por eso, tal vez, lo más hermoso que le podemos dar a esta vida que se nos va es una causa por la cual vivir y para qué vivir. Recordar a Chávez es buscar lo mejor de nosotros mismos dentro de nosotros mismos”, concluyó.

 

Embajador Julio ChirinoY esto recién comienza

El embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Uruguay, Julio Chirino, destacó que la idea de realizar este ciclo de seminarios surgió de militantes de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela en Uruguay.

Así mismo, Chirino informó que esta organización decidió extender estos seminarios para estudiar el pensamiento del comandante Hugo Chávez al resto de los países de América Latina en actividades conjuntas con otras organizaciones políticas y sociales.

El Seminario constará de cinco jornadas (la primera de ellas, la sesión inaugural de este martes pasado) entre los meses de julio y noviembre.

En la segunda jornada, que se realizará en agosto, se analizará la génesis del proyecto bolivariano la unión latinoamericana y caribeña, el antimperialismo y la construcción de la definitiva independencia, la nueva geometría del poder y la creación de un mundo multipolar.

En el mes de setiembre, en el tercer módulo, se prevé iniciar el estudio del socialismo del siglo XXI: la transformación de la sociedad capitalista desde un nuevo proyecto histórico en constante reformulación.

Ya en octubre, el cuarto modulo se encargará de la democracia revolucionaria y el poder popular, la construcción del Estado comunal, democracia participativa, soberanía y desarrollo, la toparquía, la comuna como eje revolucionario, base territorial y política del poder popular.

Por último, en noviembre, se estudiará el Plan de la Patria y el futuro de la Revolución Bolivariana a la luz del legado político de Hugo Chávez.

Para inscripciones y consultas se ha habilitado el correo Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ; en tanto los cupos son limitados, invitamos a inscribirse lo antes posible.

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 6 de 203

Otras Noticias

Enlaces

botón mercosur2
botones_tramites_consulares
Logo CCSB2
Todo Chávez en la web
venezuelasocialista
Telesur
twitter
siguenos-facebook